Segunda protesta masiva en Francia contra la reforma de las pensiones
Philippe Martinez (centro izquierda), secretario general de la CGT, y Laurent Berger (7d), secretario general de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT) encabezan este martes una manifestación contra la reforma de las pensiones en París. EFE/EPA/YOAN VALAT
Uncategorized

Segunda protesta masiva en Francia contra la reforma de las pensiones

París, 31 ene (EFE).- Los sindicatos franceses, que han convocado hoy una nueva jornada de huelgas y movilizaciones contra la reforma de las pensiones, esperan movilizar al menos tanto como en la primera que organizaron el 19 de enero, cuando salieron a la calle entre uno y más de dos millones de personas, según las fuentes.

Un cartel prohíbe el paso en un andén de la estación Gare de Lyon, donde se ha interrumpido el servicio por la jornada de huelga convocada por los sindicatos franceses contra la reforma de las pensiones que prevé el Gobierno. EFE/EPA/TERESA SUAREZ

Ése ha sido el mensaje del secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), Philippe Martínez, que en una entrevista al canal BFMTV ha subrayado que confía en sacar a la calle “al menos” a tanta gente como hace 12 días, “si no más”.

Viajeros observan lo paneles en la estación Gare de Lyon, donde se ha interrumpido el servicio de trenes por la nueva jornada de huelgas y movilizaciones contra la reforma de las pensiones del Gobierno. EFE/EPA/TERESA SUAREZ

Para Martínez, si por una parte los problemas de poder adquisitivo son un elemento de dificultad para que muchos trabajadores se decidan a hacer huelga porque pierden el salario del día, el carácter masivo de la movilización del día 19 ha dado “confianza” y “entusiasmo”.

Ese día se manifestaron en toda Francia 1,1 millones de personas, según la policía, y más de 2 millones, según la CGT.

Su secretario general ha avisado de que si el Gobierno no cede “habrá una continuación” en las protestas y se quejó de un tono de “provocación” por parte del presidente francés, Emmanuel Macron, y de su primera ministra, Elisabeth Borne.

Macron dijo ayer, durante un viaje a Países Bajos, que la reforma de las pensiones es “indispensable cuando nos comparamos en Europa” y para “salvar” el sistema actual por reparto, en el que los asalariados actuales con sus cotizaciones son los que pagan las pensiones de los jubilados actuales.

Los principales ejes de la reforma son el retraso de la edad mínima de jubilación, de los 62 años actualmente a 64, y una aceleración del alargamiento ya previsto de 42 a 43 años del periodo de cotización necesario para tener una pensión completa.

Son los dos puntos para los que Martínez ha exigido de nuevo hoy su retirada. Sobre el retraso de la edad mínima de jubilación, ha insistido en que durante la fase de concertación que hubo en otoño, el Gobierno se negó en todo momento a cuestionarlo.

Más allá de las más de 240 manifestaciones que están convocadas en toda Francia -la de París comienza a las 14.00 hora local (13.00 GMT)-, la movilización de hoy implica huelgas en sectores estratégicos como los transportes públicos, la energía o la educación.

En los transportes públicos se han anulado un 20 % de los vuelos en el aeropuerto parisino de Orly, dos tercios de los trenes de alta velocidad (TGV), el 80 % de los regionales y entre dos tercios y el 90 % de los cercanías de París, según las líneas.

En el área metropolitana de la capital, además, el metro circula a medio gas (sólo dos de las 14 líneas lo hacen con casi normalidad) y se ha suprimido el 20 % de los autobuses. El transporte urbano también está fuertemente perturbado en otras grandes ciudades.

En la energía, la CGT ha señalado que en las refinerías del grupo TotalEnergies el porcentaje de huelguistas está en una horquilla de entre el 75 y el 100 %.

En cuanto a la electricidad, la reducción de la generación a la que han procedido los trabajadores de la compañía estatal EDF equivale a la producción de tres reactores nucleares.

El apoyo a las movilizaciones contra la reforma de las pensiones, que ya era mayoritario antes de que empezaran, no ha retrocedido, como lo muestra un sondeo del instituto demoscópico OpinionWay publicado este martes por Les Echos.

En concreto, ese apoyo había bajado del 66 % el día 12 a un 58 % justo después de las protestas del día 19, para volver a aumentar al 61 % ayer.