ONU: UE obvia principo de responsabilidad común y diferenciada con su mecanismo de carbono
Rebeca Grynspan, Secretary-General of the United Nations Conference on Trade and Developmentat, poses for photo before an interview with EFE at the 2023 United Nations Climate Change Conference (COP28), in Dubai, United Arab Emirates, 03 December 2023 (issued 04 December 2023). (Emiratos Árabes Unidos) EFE/EPA/MARTIN DIVISEK
Uncategorized

ONU: UE obvia principo de responsabilidad común y diferenciada con su mecanismo de carbono

Dubái, 4 dic (EFE).- El Mecanismo de Ajuste de Carbono en Frontera, la norma de la Unión Europea para gravar la importación de productos cuya fabricación genere más CO2 del permitido dentro de las fronteras del club comunitario, es una medida que obvia “el principio de responsabilidades comunes y diferenciadas” clave de la agenda climática, denunció la ONU.

En una entrevista con EFE en los márgenes de la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas (COP28), Rebeca Grynspan, secretaria general de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), criticó la medida europea como arbitraria, poco solidaria, y por abrir la puerta a que “las salvaguardas ambientales se conviertan en un nuevo proteccionismo”.

Grynspan, cuyo departamento es responsable de analizar y velar por el comercio global y los acuerdos comerciales, fue muy directa al afirmar que desde la ONU, “somos muy críticos con el mecanismo, en términos sobre su impacto al desarrollo”.

“En primer lugar, no tiene el elemento de responsabilidades comunes, pero diferenciadas, ya que el precio del carbono (a gravar) es igual para todos, o sea, el precio que marca Europa. Común y diferenciado es un principio del Acuerdo de París, que nos lo estamos dejando de lado”, dijo.

En segundo lugar, Grynspan lamentó que el denominado CBAM por sus siglas en inglés, no ofrece “nada a cambio” y genera unos ingresos que en principio se quedan en Europa, cuando “si lo que dicen es que quieren corregir algo en algún sitio, el dinero debe invertirse allí”.

“Desde un punto de vista económico, uno pone impuestos a una externalidad y lo invierte para corregirla. Eso es la teoría de la ley, pero no la letra pequeña, todavía no se sabe. No es que yo no entienda el motivo, pero ¿cuál es el principio que se quiere proteger?”, se preguntó la política costarricense.

En ese sentido, indicó que la medida puede “tener consecuencias no buscadas, que es que uno, para ser competitivo, tiene que ir más contra el medio ambiente, rebajarse más para poder pagar ese impuesto”.

Responsabilidad

Dubai (United Arab Emirates), 04/12/2023.- Rebeca Grynspan (R), Secretary-general of the United Nations Conference on Trade and Developmentat, speaks during the UN Climate Change Conference COP28, in Dubai, United Arab Emirates, 04 December 2023. The 2023 United Nations Climate Change Conference (COP28), runs from 30 November to 12 December, and is expected to host one of the largest number of participants in the annual global climate conference as over 70,000 estimated attendees, including the member states of the UN Framework Convention on Climate Change (UNFCCC), business leaders, young people, climate scientists, Indigenous Peoples and other relevant stakeholders will attend. (Emiratos Árabes Unidos) EFE/EPA/MARTIN DIVISEK

Para Grynspan, antes que imponer gravámenes, “el lado europeo debe asumir responsabilidad, que es la queja también de todo el Sur Global, que reciben muchas palabras y promesas y dinero para fondos, pero en los temas de producción nada de darles opción para poder avanzar en ese camino”.

“Nuestro mensaje ante esto es que tengamos mucho cuidado, que las regulaciones ambientales no se conviertan en un nuevo proteccionismo contra los países en desarrollo. Y ahora lo que tenemos es que tenemos tantas regulaciones (europeas) que parece una olla de espagueti, y dígame ¿cómo una empresa pequeña o mediana de un país en desarrollo puede navegar esa complejidad”, señaló.

Así, sugirió que estos temas, antes que con iniciativas unilaterales, se vean en el ámbito multilateral para que no haya regulaciones “ambientales” de este tipo mientras “no nos pongamos de acuerdo”.

 El llamado CBAM pretende evitar las fugas de carbono, de forma que las industrias comunitarias se instalen fuera de la UE para beneficiarse de legislaciones medioambientales más laxas, y que no se vean perjudicadas por las condiciones menos exigentes en las que opera la competencia foránea.

El mecanismo entró en vigor el pasado 1 de octubre, si bien está en una fase piloto que afectará inicialmente a la producción de hierro y acero, cemento, fertilizantes, aluminio, electricidad e hidrógeno y algunos productos derivados.

Durante el período de prueba, los importadores de mercancías deberán presentar informes trimestrales donde detallen la cantidad de bienes importados, el país de origen y las emisiones directas e indirectas de los mismos, calculados con distintas metodologías disponibles.

Se estima que el mecanismo afectará en particular a países como Rusia, China, Turquía, Reino Unido, Egipto, Argelia y Serbia, Bosnia y Herzegovina, Arabia Saudí, Albania, Túnez, Marruecos Ucrania, Brasil, Taiwán, Corea del Sur, Baréin o Mozambique. EFE

amr/pss

(foto)