Ministros árabes discuten readmisión de Siria a la Liga Árabe sin definir una hoja de ruta
El ministro de Asuntos Exteriores saudi, Faisal bin Farhan. EFE/EPA/ALEXANDER ZEMLIANICHENKO/POOL
Uncategorized

Ministros árabes discuten readmisión de Siria a la Liga Árabe sin definir una hoja de ruta

Riad, 15 abr (EFE).- La reunión entre los ministros de Exteriores de los nueve países árabes más importantes finalizó en la madrugada de este sábado en la ciudad saudí de Yeda sin una decisión sobre la readmisión de Siria a la Liga Árabe, de la que fue vetada hace más de una década por la represión contra las revueltas populares de 2011, ni una hoja de ruta que marque los pasos para su reingreso.

Los jefes de la diplomacia de los países que conforman el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG: Arabia Saudí, Baréin, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Omán), además de Irak, Jordania y Egipto destacaron en un comunicado conjunto emitido al fin del encuentro que “la solución política es la única solución a la crisis siria”.

Asimismo, remarcaron “la importancia de tener un papel de liderazgo árabe en los esfuerzos para poner fin a la crisis” y la necesidad de “establecer los mecanismos necesarios para este papel”, así como su interés en “intensificar las consultas entre los países árabes para garantizar el éxito de estos esfuerzos”.

Durante las conversaciones, también abordaron la seguridad y la estabilidad en Siria, el proceso de retorno de los refugiados sirios y la llegada de ayuda humanitaria a las zonas de ese país afectadas por el mortal terremoto ocurrido el pasado febrero.

Entre otros puntos, la nota de prensa destacó el interés común en combatir el terrorismo, el contrabando y el tráfico de drogas y reforzar las instituciones sirias “para extender su control sobre sus tierras para poner fin a la presencia de milicias armadas allí e injerencia externa en los asuntos internos de Siria”.

La reunión comenzó a última hora de la noche y se extendió durante esta madrugada porque los participantes celebraron una serie de encuentros privados entre cada uno de sus homólogos para valorar las relaciones bilaterales entre ellos, a lo que se sumó la celebración del iftar, la ruptura del ayuno durante el mes de ramadán, que demoraron el encuentro.

Este evento estuvo impulsado por Riad, país que a principios de marzo normalizó relaciones con su archienemigo en Oriente Medio, Irán, estrecho aliado del Gobierno del presidente de Siria, Bachar al Asad.

De hecho, Arabia Saudí ha dado importantes pasos en los últimos días para normalizar sus relaciones con Damasco, mientras que el miércoles el ministro de Exteriores sirio, Faisal al Miqdad, visitó por sorpresa la localidad saudí de Yeda y se reunió con su homólogo saudí, Faisal bin Farhan.

Si bien en los últimos años algunos de los países de la región comenzaron a descongelar sus relaciones con Siria, fueron los seísmos de hace dos meses los que parecen haber dado un fuerte empuje a la posibilidad de recuperar lazos, pues dejaron un cúmulo de gestos tan significativos como los de Egipto, con visitas a nivel de jefes de la diplomacia, y Túnez, donde Siria reabrirá próximamente su embajada.

No obstante, el principal escollo para la reintegración de Siria al organismo panárabe es Catar, al que Riad está tratando de persuadir, si bien no trascendió su postura a lo largo de la reunión entre los ministros de Exteriores.

El comunicado tampoco anunció nuevos encuentros entre los países participantes ni próximas acciones para decidir el futuro de Siria en el seno del organismo que, en caso de ser reaceptada en algún momento, lo sería como miembro de pleno derecho y participaría en las reuniones ministeriales habituales.