Lula invita al papa Francisco a visitar nuevamente Brasil
El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. EFE/ André Coelho
Uncategorized

Lula invita al papa Francisco a visitar nuevamente Brasil

Brasilia, 31 may (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, aprovechó la conversación telefónica que tuvo este miércoles con el papa Francisco para invitar al pontífice a realizar una nueva visita al país con mayor número de católicos en el mundo, informó la Presidencia en un comunicado.

“El presidente invitó al Santo Padre a realizar una visita al país y el papa Francisco se comprometió a analizar la invitación y la posibilidad de una visita papal”, según el comunicado.

La invitación fue extendida casi diez años después de la visita que el papa argentino hizo a Brasil en julio de 2013, cuatro meses después de su proclamación como pontífice, para participar en Río de Janeiro de la Jornada Mundial de la Juventud.

Antes de Francisco también visitaron Brasil los papas Juan Pablo II, en 1980, 1991 y 1997 y Benedicto XVI, en 2007.

Según la Presidencia, Lula y el papa tienen prevista una audiencia en el Vaticano en junio o julio de este año como parte de los viajes internacionales realizados por el líder progresista para volver a “colocar a Brasil en el mundo”, tras los cuatro años de relativo aislamiento durante el Gobierno de Jair Bolsonaro (2019-2022).

Lula también aprovechó la conversación para hacerle un relato al papa de las conversaciones que ha tenido con otros líderes mundiales sobre la paz en Ucrania y de sus esfuerzos para impulsar una negociación de paz, así como para lamentar la escalada del conflicto en la región.

“El Papa aconsejó a Lula que él, por la autoridad conquistada a lo largo de una vida marcada por la coherencia, tiene autoridad para liderar” una negociación de paz, según la nota de la Presidencia.

El dirigente del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) igualmente agradeció y alentó los esfuerzos del Papa por la paz en Ucrania.

En la misma conversación, Lula agradeció a Francisco por sus esfuerzos en el combate a la pobreza en el mundo y por la actuación que la Iglesia católica ha tenido en la preservación de la Amazonía brasileña “contra las fuerzas que atacan la selva”.

Igualmente agradeció la solidaridad que el Papa ha transmitido a Brasil en los últimos años, así como “sus gestos en defensa de la democracia en el país”.