Lula es recibido con honores militares por el presidente alemán antes de la reunión con Scholz
El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y el jefe de Estado alemán, Frank-Walter Steinmeier. EFE/EPA/CLEMENS BILAN
Uncategorized

Lula es recibido con honores militares por el presidente alemán antes de la reunión con Scholz

Berlin, 4 dic (EFE).- La Confederación de la Industria Alemana (BDI) subrayó hoy la importancia de Brasil como socio estratégico para una mayor independencia económica e instó a avanzar hacia un acuerdo aún este año entre la Unión Europea (UE) y las naciones del Mercosur en el marco de la visita de Estado del presidente brasileño al país centroeuropeo.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y el jefe de Estado alemán, Frank-Walter Steinmeier. EFE/EPA/CLEMENS BILAN

“La industria alemana necesita a Brasil como socio geoestratégico para una mayor independencia económica en un contexto internacional marcado por la incertidumbre. Las consultas intergubernamentales germano-brasileñas son un importante motor de la cooperación bilateral, que ha vuelto a tomar impulso este año”, declaró el presidente de la Confederación de la Industria Alemana (BDI), Siegfried Russwurm.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y el jefe de Estado alemán, Frank-Walter Steinmeier. EFE/EPA/CLEMENS BILAN

En un comunicado destacó que “Brasil puede ser un actor clave en el camino hacia la transformación verde de la economía mundial” al ser un país con “un enorme potencial para la generación de energía renovable”, que ya hoy representa el 87 % de la cesta brasileña.

“Nuestras tecnologías innovadoras, en combinación con las excelentes condiciones en Brasil, pueden generar un enorme impulso para la utilización de este potencial e impulsar la transición energética global”, se mostró convencido.

Al mismo tiempo instó en nombre de la industria alemana a los políticos a avanzar con “flexibilidad y voluntad de compromiso” hacia la firma del acuerdo UE-Mercosur antes de que acabe el año.

Destacó que, con este acuerdo, la UE y Sudamérica podrán crear “la mayor zona comercial del mundo, con más de 720 millones de personas, que abarcará casi el 20 % de la economía mundial y más del 31 % de las exportaciones mundiales de mercancías”.

Además, la BDI pide a los gobiernos germano y brasileño que apoyen la reanudación de las conversaciones para evitar la doble imposición.

Un acuerdo relativo a la doble imposición “sería un importante motor de crecimiento e innovación para las empresas alemanas en Brasil y daría un impulso adicional a la diversificación de nuestra cooperación económica”, subrayó.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, se encuentra en Berlín para las segundas consultas intergubernamentales que arrancaron la víspera con una cena informal con el canciller alemán, Olaf Scholz, representantes de ambos gobiernos e invitados del sector económico y cultural.

Esta mañana, Lula fue recibido con honores militares por el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, y tras visitar el Bundesrat, la cámara alta del Parlamento alemán, tendrá un encuentro bilateral con Scholz al que seguirá una reunión plenaria entre ambos gobiernos.

Por la tarde, Scholz y Lula mantendrán conversaciones con representantes del sector empresarial en el marco de una conferencia en la Casa de la Economía Alemana, sede de las tres principales organizaciones empresariales alemanas -la Confederación Alemana de Cámaras de Industria y Comercio (DIHK), la Federación Alemana de Asociaciones de Empleadores (BDA), la Federación de la Industria Alemania (BDI).