La Vuelta llega a Bizkaia, bautizo ganador de Carlos Rodríguez y Juan Ayuso
El grupo de escapados durante la cuarta etapa de la Vuelta Ciclista España, desde Vitoria para finalizar en Laguardia tras 152,5 km de recorrido. EFE/Javier Lizón
Deportes

La Vuelta llega a Bizkaia, bautizo ganador de Carlos Rodríguez y Juan Ayuso

Bilbao, 23 ago (EFE).- La Vuelta a España 2022 llega este miércoles a Bizkaia, tierra de tradición y cultura ciclista donde las estrellas que vienen del ciclismo español, los prometedores Carlos Rodríguez Cano (21 años) y Juan Ayuso (19), se bautizaron ganadores como corredores profesionales.

Ambos se estrenaron en este 2022 y en carreras de consideración. El granadino del Ineos en la Itzulia, la histórica Vuelta al País Vasco, una de las mejores carreras de una semana del mundo; y el barcelonés del UAE en el Circuito de Getxo, otra prueba tradicional del calendario que va a más en las últimas ediciones tras cambios en el recorrido que la hacen más atractiva para corredores y público.

CARLOS RODRÍGUEZ EN LA PARED DE MALLABIA, ESCAPADO

Carlos Rodríguez, al que ya se le seguía la pista, avisó de que ciclista viene aguantando en el pared de Mallabia, de 800 metros y porcentajes muy por encima del 20 por ciento, al grupo de favoritos que le seguían como lobos para impedir que fructificase la escapada que tuvo también del protagonista a Marc Soler, que cedió ante el andaluz.

El de Almuñecar llegó al repecho final con medio minuto y aguantó el asalto de ciclistas de la entidad de su compañero Daniel Felipe Martínez, Remco Evenepoel, Ion Izagirre, Enric Mas, Pello Bilbao, Alexandr Vlasov y Jonas Vingegaard, que llegaron tras él por ese orden. La dimensión de la llegada la explica bien el hecho que Vlasov y Vingegaard, el danés posteriormente vencedor del Tour de Francia, tuviesen que entrar andando al caerse de la bici en tremendos porcentajes.

Gran estreno de un Carlos Rodríguez que adornó el segundo con el maillot de campeón de España que portará durante un año y que luce en su bautismo en una grande por etapas. Carlos seguro que se acordará de Mallabia cuando pase cerca, por Berriatua, Markina y otras localidades colindantes, mañana camino de Bilbao.

AYUSO EN EL MURO DE ARKOTXA, AL SPRINT

Como también recordará Ayuso cuando enfile a la capital vizcaína del recital que dio en Getxo, unos kilómetros más allá. Primero la paliza que se dio para poder optar a la victoria, que llegó a parecer imposible, y después para imponerse en el sprint en cuesta como un consumado especialista.

El corredor residente en Jávea llegó a pensar que no iba a poder alcanzar a Wilco Kelderman y Andrea Piccolo en el tramo final de un recorrido que era una especie de ensayo general de la primera etapa del Tour de Francia 2023, que saldrá de Bilbao. Con los altos de El Vivero, que también se sube este miércoles -dos veces- y Pike Bidea.

Pero la llegada a su rueda de Valentin Ferron cambio las cosas y el cuarteto se jugó el triunfo en los 800 metros de cuesta con tramos de hasta el 14 por ciento de desnivel.

Y ahí Ayuso estuvo sublime. Dejó lanzarse a Kelderman, el más ambicioso, cerró a Ferron, el más fresco, y remontó al holandés del Bora a la vez que aguantaba el contraataque de Piccolo, el más peligroso. Una obra de arte para estrenar un palmarés al que se le auguran muchas victorias más.

Quizás alguna ya en esta Vuelta. Que llega a Bizkaia, donde para Carlos Rodríguez y Ayuso, líderes de la próxima generación ganadora que espera el ciclismo español, empezó todo. En Mallabia y en Getxo.

Ramón Orosa