La Unión Eléctrica de Cuba estima un déficit del 22 % para este jueves
Fotografía tomada el pasado 18 de agosto en la que se registró a decenas de personas frente a su casas, en medio de una calle sin iluminación pública, durante uno de los frecuentes apagones eléctricos, en La Habana, (Cuba). EFE/Ernesto Mastrascusa
Uncategorized

La Unión Eléctrica de Cuba estima un déficit del 22 % para este jueves

La Habana, 25 ago (EFE).- La Unión Eléctrica de Cuba (UNE) estimó para este jueves un déficit energético del 22 % de la capacidad máxima de generación en el horario de mayor consumo, mientras las autoridades reiteraron que el escenario es “complejo”.

Eso significa que se mantendrán los largos cortes en el suministro eléctrico de los últimos meses que afectan distintas zonas de la isla —y desde agosto también a La Habana—, a veces con hasta más de 10 horas consecutivas sin servicio.

Según comunicó la compañía, la capacidad de generación en el horario de mayor demanda será de 2436 megavatios (MW), mientras que la demanda máxima será entonces de 2.980 MW, con lo que el déficit calculado ronda los 544 MW.

La UNE calcula una afectación máxima de 614 MW en el horario pico.

El ministro de Energía y Minas, Liván Arronte, reconoció la víspera en la televisión estatal que la situación es compleja y apuntó a las sanciones económicas de EE.UU. como una de las causas de la inestabilidad del servicio y “las limitaciones para la compra de combustibles”.

Los cortes eléctricos —ocasionados por fallos y roturas en las anticuadas plantas termoeléctricas, la falta de combustible y los mantenimientos programados— son cada vez más frecuentes en el país.

Al respecto, el titular aseguró que “las averías de las unidades han sido investigadas por equipos multidisciplinarios, integrados por las autoridades facultadas, y se ha demostrado que no hubo negligencia ni intencionalidad”.

Pese a ese panorama, sostuvo que antes de fin de año esperan “reinsertar 489 MW de potencia que hoy no están disponibles y otros 531 MW por nuevas inversiones”.

Los apagones marcan negativamente todos los ámbitos de la economía y afectan de forma notable a la vida diaria.

El año pasado dichos apagones fueron una de las razones detrás de las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021, las mayores en décadas en la isla.

En los últimos días se han producido varias protestas de menor alcance, principalmente en localidades pequeñas con prolongados apagones, aunque también se han registrado en el oriente del país.

Cuba depende en gran medida del petróleo extranjero para producir energía (las termoeléctricas generan dos tercios de la electricidad) y su principal proveedor, Venezuela, ha disminuido notablemente sus envíos.

El Gobierno cubano aspira a reducir esta dependencia y cuenta con un plan para que en 2030 el 37 % de su mix energético (algo más de 3.500 megavatios) provenga de fuentes renovables.

El país atraviesa una grave crisis económica desde hace dos años por la pandemia, el endurecimiento de las sanciones de EE.UU. y los fallos en la gestión nacional.