La suerte del campeón
Karim Benzema celebra un gol contra el Shakhtar Donetsk, en una foto de archivo. EFE/ Kiko Huesca
Deportes

La suerte del campeón

Berlín, 25 ago (EFE).- Al RB Leipzig, un equipo que de momento se encuentra en una fase crítica tras obtener solo dos puntos en las dos primeras jornadas de la Bundesliga, le ha tocado en suerte compartir grupo con el Real Madrid en la Liga de Campeones.

El Leipzig es un equipo de poca historia. Un invento del fabricante de bebidas energéticas Red Bull que, con inversiones puntuales, lo fue llevando desde la novena categoría del fútbol alemán hasta la Bundesliga.

En ella, ha logrado convertirse en uno de los habituales de la parte alta de la tabla. Su aspiración es convertirse en un rival digno del Bayern, lo que, de momento, parece quedar lejos.

No obstante, la Liga de Campeones es territorio conocido para los dirigidos por Domenico Tedesco, que en la temporada anterior lograron el primer título de su historia al conquistar la Copa de Alemania.

Tedesco, que se hizo cargo del equipo con la temporada pasada iniciada y logró darle estabilidad, no ha podido dar con la tecla en este ejercicio.

En la Supercopa, el Leipzig se vio sobrepasado por el Bayern, que al final se impuso por 5-2. En la Bundesliga, tras dos empates, encajó una derrota por 2-1 ante el Unión Berlín que ha generado intranquilidad en todo su entorno.

La noticia esta temporada ha sido el retorno de Timo Werner, que en el pasado fue una de las estrellas del equipo antes de probar suerte en el Chelsea, en el que no tuvo demasiada fortuna.

Werner forma ahora un dúo ofensivo con Christopher Nkunku, uno de los jugadores más destacados en la Bundesliga en la segunda parte de la última temporada.

Werner y Nkunku son apoyados desde la media punta por el español Dani Olmo. Sobre el papel, se trata de un trío temible, pero hasta ahora los frutos han sido escasos.

Ha perdido a Angeliño, que siempre era un arma ofensiva en la banda izquierda y en su lugar ha fichado al internacional alemán David Raum.

El Leipzig suele jugar con tres centrales y con dos carrileros, normalmente Benedickt Heinrich y Raum, bastante abiertos y ofensivos.

Otro jugador clave en el centro el campo es el austriaco Konrad Laimer, un jugador todoterreno que ha estado en la mira del Bayern.

El Leipzig, antes del comienzo de la Liga de Campeones, tendrá que encontrar su forma si quiere tener posibilidades de superar la fase de grupos.

Alineación tipo:

Gulacsi; Simakan, Orban, Gvardiol; Heinrich, Laimer, Kampl, Raum; Dani Olmo; Nkunku, Werner.