Juzgan en Cuba a 15 manifestantes del 11J con peticiones de hasta 13 años
Fotografía de archivo del 11 de julio de 2021 donde se observan algunos policías arrestando a un hombre en una calle, en La Habana (Cuba). EFE/Ernesto Mastrascusa
Uncategorized

Juzgan en Cuba a 15 manifestantes del 11J con peticiones de hasta 13 años

La Habana, 23 nov (EFE).- La madre del cubano Jonathan Torres, cuyo juicio por participar en las protestas del 11 de julio de 2021 (cuando tenía 17 años) comenzó este miércoles en La Habana, se dijo “esperanzada” tras la primera jornada del proceso.

La Fiscalía cubana acusa a Torres -la edad penal mínima en Cuba son los 16 años- de los delitos de “desórdenes públicos” y “atentado”, por lo que pide una pena acumulada de ocho años de prisión. Sin embargo, en declaraciones a EFE, Bárbara Farrat cree que, basado en lo que pasó esta jornada, “hay esperanza de que se logre una pena menor”.

Farrat, quien defiende la inocencia de su hijo, siente -por lo que vio en la sala- que la presidenta del tribunal habanero que lo juzga podría optar por la pena de “trabajo correccional sin internamiento”.

La madre de Torres, que había sido citada para testificar en contra de su propio hijo, se abstuvo de declarar, según le contó a EFE.

En la primera sesión del juicio se desechó el testimonio de uno los testigos de la Fiscalía -un agente de policía que decía haber sido agredido por los manifestantes- después de que este se contradijera y no lograra identificar a sus atacantes, según relató la madre y su esposo, Orlando Ramírez.

“Pasaron videos como pruebas (contra los 15 procesados) pero hubo momentos en donde un perito dijo que solo podía estar un 50 % seguro de que se trataba de Jonathan. También quisieron decir que era él por el color de sus zapatos”, reseñó Ramírez.

Un agente incluso, recordó Ramírez, dijo que existía un video de la agresión pero luego se comprobó que no era así.

A pesar de lo que vieron en la sala este miércoles, Ramírez y Ferrat “dudan” de que pueda haber alguna absolución: “Todos sabemos la situación que los muchachos van a tener”, lamentaron.

ACUSACIÓN DE LA FISCALÍA

Los manifestantes juzgados este miércoles están acusados por “atentado, desórdenes públicos, desacato e instigación a delinquir”, según el escrito de la Fiscalía al que ha tenido acceso EFE, y se enfrentan a penas de hasta 13 años de cárcel.

De acuerdo con la petición del fiscal, fechada el 30 de diciembre del año pasado, los procesados llevaron a cabo acciones “de una violencia sin límites”.

Según recoge el escrito, se les señala por lanzar “piedras, botellas, maderos y otros artículos” a la policía y gritar consignas contra el Gobierno cubano y el presidente, Miguel Díaz-Canel.

PENAS DE 30 AÑOS

Los juicios en contra de los manifestantes del 11 de julio de 2021 se han ido sucediendo en Cuba desde finales de ese año.

Familiares de los condenados y algunas ONG han criticado estos procesos, alegando falta de garantías, fabricación de pruebas y penas elevadas.

Los medios extranjeros no tienen acceso a los juicios.

Por su parte, el Tribunal Supremo cubano asegura que se ha observado el debido proceso en todas las causas abiertas.

Según la ONG Cubalex y el colectivo Justicia 11J, tras las protestas del año pasado se han dictado un total de 639 sentencias, algunas de hasta 30 años de cárcel.