Identifican cuerpo de presunto asesino de sacerdotes jesuitas en México
Fotografía cedida hoy por la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGEC) que muestra a su titular, César Jáuregui, durante una conferencia de prensa. EFE/FGEC /SOLO USO EDITORIAL /SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO) /MÁXIMA CALIDAD DISPONIBLE
Uncategorized

Identifican cuerpo de presunto asesino de sacerdotes jesuitas en México

Ciudad de México, 22 mar (EFE).- La Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGEC), norte de México, informó este miércoles que una mujer identificó el cuerpo sin vida de un hombre señalado como el presunto asesino de dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas en junio de 2022 en la comunidad de Cerocahui, en el municipio de Urique, en el citado estado.

El titular de la Fiscalía, César Jáuregui, confirmó este día que en la comunidad de Choix, en el estado de Sinaloa, se localizó sin vida el cuerpo de José Noriel Portillo Gil, alias “El Chueco”, señalado como presunto responsable de los asesinatos de los sacerdotes Javier Campos y Joaquín Mora, además del guía de turistas Pedro Palma, el 20 de junio de 2022.

Jáuregui informó este miércoles en conferencia que una mujer de nombre Diana Carolina Portillo identificó el cuerpo y confirmó que era su hermano, pero explicó que hasta que no se completen las pruebas de ADN que el cuerpo corresponde al hombre antes mencionado se podrá confirmar la identidad.

El fiscal dijo que esperarán “los resultados de las pruebas científicas, para tener la certeza de que el cuerpo de la persona localizada sin vida en los límites de Chihuahua y Sinaloa, corresponde a José Noriel Portillo Gil, alias ‘El Chueco'”.

Explicó que, aunque un familiar del presunto asesino “hizo una identificación preeliminar, esperarán las pruebas y los resultados de agentes de la Fiscalía de Chihuahua”, que se encuentran colaborando con las autoridades del estado de Sinaloa.

Contó que la Fiscalía en Sinaloa “únicamente reportó que encontró el cadáver de un sujeto y que lo halló aproximadamente a las 24 horas posteriores al momento de su muerte”.

“Es decir, el cadáver estaba ahí, no desde el momento en que se encontró inmediatamente, sino tenía ya cierto tiempo y por eso las fotografías que han aparecido, muestran un rigor mortis avanzado”, expuso.

También indicó que hasta ahora no tienen detalles sobre cómo ocurrió la muerte del sujeto y sólo dijo que tenía un disparo en la cabeza y había unos 16 casquillos percutidos en la zona del hallazgo.

Sobre el cuerpo, la Fiscalía General del Estado de Sinaloa dijo que lleva a cabo las pruebas de rigor para verificar si su identidad corresponde con la de “El Chueco”.

Este miércoles, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, indicó en su conferencia de prensa diaria que autoridades federales analizan la posible muerte de Portillo Gil y que el cuerpo hallado en Choix, Sinaloa, corresponde a su descripción.

Además, el mandatario comentó que “al parecer se trató de una ejecución” y que la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) revisarán si se trata del responsable de la muerte de jesuitas.

El 20 de junio de 2022, los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales, de 79 años, y Joaquín Mora Salazar, de 80, intentaron auxiliar y brindar protección al guía de turistas Pedro Palma, quien entró a una iglesia huyendo de personas armadas, por lo cual los tres fueron asesinados.

Las muertes de los religiosos fueron condenadas por organizaciones civiles y la comunidad jesuita en México, que destacó que al menos siete sacerdotes habían sido asesinados durante la administración del presidente López Obrador, quien días después del asesinato prometió una investigación “a fondo” y ofreció recompensa por el presunto homicida.