Empresa eléctrica de Cuba prevé apagones este miércoles por déficit del 21 %
Mujeres caminan por una calle sin iluminación durante un apagón en La Habana (Cuba). En una imagen de archivo. EFE/Ernesto Mastrascusa
Uncategorized

Empresa eléctrica de Cuba prevé apagones este miércoles por déficit del 21 %

La Habana, 7 sep (EFE).- El déficit energético previsto por la Unión Eléctrica de Cuba (UNE) rondará el 21 % de la capacidad máxima de generación durante el horario de mayor consumo, informó este miércoles la compañía estatal.

Ello representa otra jornada con cortes en el suministro eléctrico, que pueden alcanzar hasta las 12 horas consecutivas, un panorama que afecta la vida económica y social del país caribeño en medio de la crisis por la que atraviesa.

La capacidad de generación estimada para el día por la empresa estatal cubana es de 2.454 megavatios (MW), la demanda máxima de 2.880 MW y el déficit de 526 MW.

La UNE prevé también una afectación máxima durante el horario pico de 596 MW.

Los cortes en el suministro eléctrico -por roturas y fallos en las anticuadas plantas termoeléctricas, la falta de combustible y los mantenimientos programados- son cada vez más frecuentes en el país.

En 60 de los 62 días de julio y agosto se registraron apagones en la isla caribeña, acorde a los datos de la UNE cotejados por Efe.

El Gobierno cubano busca reducirlos antes de finales de este año a través de reparaciones y nuevas inversiones.

Los apagones afectan todos los ámbitos de la economía y de forma notable la vida diaria de los cubanos, lo que está azuzando el descontento social en un país que atraviesa una severa crisis.

En los últimos días han ocurrido varias decenas de protestas como en las Nuevitas (oriente), con dos noches consecutivas de manifestaciones.

Estos fueron uno de los principales motivos tras las protestas contra el Gobierno del 11 de julio, las mayores en décadas.

Cuba depende en gran medida del petróleo extranjero para producir energía (las termoeléctricas generan dos tercios de la electricidad) y su principal proveedor, Venezuela, ha disminuido notablemente sus envíos.