El entorno cultural de bosques de té del sur de China, declarado patrimonio de la Unesco
Una mujer limpia una planta de té verde en China en una foto de 2011. EFE/STR
Farandula

El entorno cultural de bosques de té del sur de China, declarado patrimonio de la Unesco

Pekín, 19 sep (EFE).- El entorno cultural de los bosques de té de las montañas Jingmai, en la provincia china de Yunnan (sur), fue inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, durante la 45ª sesión del Comité del Patrimonio Mundial, que se celebra en Arabia Saudí, informó hoy la agencia china Xinhua.

El nuevo patrimonio mundial abarca cinco antiguos bosques de plantas de té con una superficie total de 1.200 hectáreas, en las que se hallan nueve aldeas tradicionales.

Las etnias locales dai y blang, los primeros colonizadores de la zona, mantienen la gestión tradicional de las plantaciones de té, de las que existen tanto artificiales como salvajes.

En las montañas de Jingmai, las ceremonias y festividades tradicionales del lugar están relacionadas con la creencia en el llamado “Ancestro del Té”, que considera que los espíritus viven en las plantaciones de té y en la fauna y flora locales.

La inclusión del entorno cultural de este bosque en la lista “es de gran importancia para la cultura del té, ya que otras bebidas como el vino y el café llevan tiempo inscritas en la lista”, indicó el académico de la Universidad de Pekín Chen Yaohua, citado por el rotativo local Global Times.

Chen añadió que el enclave “enriquece la diversidad del patrimonio mundial y promueve el intercambio y el comercio mundial de la cultura del té”.

Por su parte, Li Qun, funcionario de la Administración Nacional de Patrimonio, enfatizó a Xinhua “la importancia de dar prioridad a la conservación y la planificación” y pidió “medidas de gestión” para la arquitectura tradicional y los bosques de té que “logren un equilibrio entre “la protección del patrimonio y el desarrollo”.

Se trata del 57º lugar en el país asiático inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial, en la que China es una de las naciones con más sitios listados, junto con otras como Italia o España.

El comité de la Unesco celebra desde el pasado sábado en Riad su 45ª asamblea anual, en la que ha examinado cincuenta candidaturas de bienes propuestos este año para su Lista del Patrimonio Mundial.