El Congreso peruano invita a los ministros a informar sobre la muerte de manifestantes
El presidente del Congreso peruano José Williams Zapata participa, en una fotografía  de archivo. EFE/Paolo Aguilar
Uncategorized

El Congreso peruano invita a los ministros a informar sobre la muerte de manifestantes

Lima, 11 dic (EFE).- La Junta de Portavoces del Congreso peruano acordó este domingo invitar al presidente del Consejo de Ministros, Pedro Angulo, y a los titulares de Defensa e Interior para que informen sobre los hechos ocurridos en la región Apurímac, donde al menos dos manifestantes murieron en la ciudad de Andahuaylas.

El presidente del Parlamento, José Williams, informó al pleno del acuerdo de la Junta de Portavoces para que, “al término de la distancia”, se presenten ante el Congreso el presidente del Consejo de Ministros y los ministros de Defensa, Alberto Otárola, y del Interior, César Cervantes, durante una sesión extraordinaria del pleno.

Sin embargo, Angulo declaró a medios locales que había convocado la noche de este domingo a un Consejo de Ministros para tratar precisamente las manifestaciones en esa región surandina, que derivaron en desórdenes y enfrentamientos con la Policía Nacional en el aeropuerto de Andahuaylas y en una comisaría local.

De igual forma, la presidenta de Perú, Dina Boluarte, informó a través de Twitter que lidera la reunión con los ministros, donde “se adoptarán medidas ante la actual situación del país”.

El Parlamento aprobó declarar tres días de duelo por los sucesos en Andahuaylas.

La sesión plenaria ha sido convocada de urgencia para revisar un documento de la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, en la que informa que se están realizando las diligencias preliminares contra el destituido presidente Pedro Castillo, así como a su ex primera ministra Betssy Chávez y el exministro del Interior Willy Huerta, por el fallido autogolpe de Estado del exmandatario.

Sin embargo, los legisladores de Perú Libre, el partido que llevó a Castillo a la presidencia en 2021, sostienen que la destitución del exmandatario no cumplió con el debido proceso y que se incumplieron los trámites legales, pese a que muchos de sus integrantes votaron a favor de la destitución.

Antes del debate de ese documento de la Fiscalía, la sesión fue suspendida temporalmente después de que el congresista Pasión Dávila, del Bloque Magisterial -muy próximo a Castillo-, le pegó un puñetazo al diputado Juan Burgos, del partido derechista Avanza País.

Varios congresistas comenzaron a lanzar arengas en favor de las protestas en Andahuaylas y a jurar que la sangre de los fallecidos “jamás será olvidada”, cuando comenzaron a lanzarse comentarios entre bancadas que no se pudieron escuchar.

Entonces, Dávila, -sentado en la izquierda del hemiciclo- cruzó a la zona en que están ubicados los derechistas, se dirigió a Burgos con decisión y golpeó por la espalda a Burgos, que no vio venir al parlamentario.

El Congreso también anunció que el próximo miércoles el Consejo Directivo evaluará incluir en agenda el proyecto de reforma constitucional sobre el adelanto de elecciones generales, una demanda presente en las protestas desde que se aprobó la destitución de Castillo.