Bálticos seguirán presionando para veto casi total en UE de visados a rusos
El jefe de la diplomacia letona, Edgars Rinkevics, en rueda de prensa con el ministro danés de Asuntos Exteriores, Jeppe Kofod, en Riga (Letonia).
 EFE/EPA/TOMS KALNINS
Uncategorized

Bálticos seguirán presionando para veto casi total en UE de visados a rusos

Riga (Letonia), 8 sep (EFE).- Los tres estados bálticos -Lituania, Estonia y Letonia, seguirán presionando para convencer a toda la Unión Europea (UE) de que aplique una prohibición casi total a la expedición de visados Schengen a ciudadanos rusos.

Ministro danés de Asuntos Exteriores, Jeppe Kofod, en rueda de prensa en Riga (Letonia)con el jefe de la diplomacia letona, Edgars Rinkevics.
EFE/EPA/TOMS KALNINS

Estas declaraciones del jefe de la diplomacia letona, Edgars Rinkevics, llegan un día después de que los ministros de Exteriores bálticos, reunidos en la ciudad lituana de Kaunas, acordaran elaborar y aplicar medidas que restrinjan severamente la entrada de rusos con visados Schengen a sus países.

En una rueda de prensa conjunta con su homólogo danés, Jeppe Kofod, Rinkevics dijo que “la UE rara vez toma grandes decisiones a la primera”.

Calificó de “acertada” la decisión de la UE de suprimir el régimen de facilitación de visados y añadió que “éste es el primer paso en el debate” que podría llevar a establecer límites más estrictos a los viajes y la residencia de rusos en la UE.

Kofod, por su parte, declaró que es “inaceptable” que los rusos pudieran viajar libremente y disfrutar de una estancia en Europa mientras sus militares invaden Ucrania.

Sin embargo, dijo que la suspensión del régimen simplificado de visados para los rusos, recientemente adoptada, “reducirá significativamente el número de nuevos visados Schengen emitidos por Dinamarca”, pero no negará la admisión de activistas de derechos humanos y de otros que se oponen a las políticas de Rusia.

Los ciudadanos rusos con visado de cualquiera de los 22 países del espacio Schengen podrán viajar libremente por toda la zona, pero quedarán excluidos de los países bálticos mediante medidas nacionales individuales permitidas por las normas de la UE.

Rinkevics no descartó que otros países con fronteras directas con Rusia y Bielorrusia se unan a los países bálticos en prohibir prácticamente la mayoría de viajes y la residencia de rusos con visados Schengen.

Se refirió en particular a Finlandia y Polonia, que no se sumaron al acuerdo de Kaunas para aplicar rápidamente prohibiciones nacionales a la entrada a la mayoría de rusos y bielorrusos.

La UE ha entendido que los estados fronterizos podrían actuar con mayor firmeza y “trabajaremos para aumentar esta percepción”, agregó.

Antes de su visita hoy a los soldados daneses de la OTAN en la principal base militar de Letonia en Adazi, en el norte de Riga, Kofod dijo que con el envío de 800 efectivos adicionales para servir en Letonia, Dinamarca está “enviando un número muy grande para un país pequeño”.

“Dinamarca apoya una respuesta contundente al imperialismo ruso”, afirmó.

Ambos ministros hablaron de la necesidad de continuar con la ayuda militar y la asistencia civil a Ucrania.

Preguntados acerca de cómo se están preparando sus países para un invierno posiblemente muy difícil en términos de suministro y costes energéticos, Rinkevics aludió a la necesidad de soluciones a nivel de la UE.

Se refirió en concreto al debate sobre un tope de precios a la energía rusa, a actuar sobre los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas y a la centralización de las decisiones políticas de la UE sobre el suministro y la distribución de gas natural licuado (GNL), al desarrollo de la energía solar y eólica, así como a la opción de la energía nuclear.

Rinkevics dijo que estos asuntos previsiblemente se discutirán en una reunión informal el viernes en la capital checa, Praga, de ministros de la UE encargados de política energética.