Asesinan a un periodista frente a una radio de una ciudad paraguaya limítrofe con Brasil
Humberto Coronel, de 33 años, fue asesinado a tiros por un sujeto que se movilizaba en una motocicleta cuando se disponía a abordar su automóvil, estacionado frente a la Radio Amambay, en la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero, fronteriza con Brasil. En la imagen un registro de archivo de un grupo de periodistas al exigir justicia por el asesinato de un par de colegas, en Asunción (Paraguay). EFE/Andrés Cristaldo
Uncategorized

Asesinan a un periodista frente a una radio de una ciudad paraguaya limítrofe con Brasil

Asunción, 6 sep (EFE).- Organizaciones de la sociedad civil en Paraguay consideraron este martes que la muerte de un periodista a manos de un desconocido en la ciudad de Pedro Juan Caballero, fronteriza con Brasil, muestra “el avance del crimen organizado sobre toda la sociedad paraguaya”.

En un comunicado, el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) y la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) denunciaron “la inacción estatal que resulta hoy en el asesinato del periodista Humberto Coronel, trabajador de Radio Amambay”.

Coronel, de 33 años y quien además dirigía el portal Mbykymi Noticias, fue atacado a tiros por un sujeto que se movilizaba en una motocicleta cuando se disponía a abordar su automóvil, estacionado frente a la radio, según las primeras versiones de las autoridades.

La emisora es propiedad de la familia del fallecido intendente de esa localidad, José Carlos Acevedo, víctima en mayo pasado de sicarios que le dispararon en una calle de Pedro Juan Caballero, la capital del departamento de Amambay.

Según el SPP y la Codehupy, Amambay es “una de las zonas donde más ataques mortales contra periodistas han ocurrido en las últimas décadas”.

Este crimen “constituye un nuevo atentado contra la libertad de expresión y muestra claramente el avance del crimen organizado sobre toda la sociedad paraguaya, ante un Estado que, por incapacidad o complicidad, no cumple con su rol de garante de los derechos humanos de todas las personas”, señaló la nota.

Consideró igualmente que la “inacción estatal deriva, además, una vez consumado el crimen, en impunidad”.

“La mafia se ha extendido a todo el territorio nacional, permitiendo así que el silencio -fin último de estos atentados- se profundice en algunos territorios y se extienda en otros”, agregó el documento, que pide “custodia adecuada” para los otros trabajadores de la prensa amenazados y llama también la atención del Ministerio Público y del Congreso.

Por su parte, la embajada de Estados Unidos en Paraguay condenó este “atentado a la vida y a la libertad de prensa”.

“Nuestros pensamientos están con familiares, colegas y la gente de Amambay. Apoyamos a las autoridades locales en sus esfuerzos por hacer justicia”, añadió la legación diplomática en un trino publicado en su cuenta de Twitter.